Cirugía de columna en tiempos de COVID-19: la experiencia de un paciente italiano en Instituto Clavel

 

 

 

La crisis sanitaria del COVID-19 nos ha obligado a aplazar muchos eventos, tanto personales como profesionales. Sin embargo, la salud no puede esperar y por eso, en Instituto Clavel nos hemos adaptado y nuestros quirófanos están disponibles desde el 27 de abril para poder seguir atendiendo a las personas que nos necesitan. Conoce la experiencia de Daniele Valenti, un paciente que vino desde Italia para someterse a una microdiscectomía lumbar en nuestra clínica de Barcelona.

El protagonista de nuestra historia, Daniele Valenti, llevaba tiempo sufriendo dolor lumbar y necesitaba una solución para su problema. En Italia acudió a diferentes especialistas y solo le dieron la opción de someterse a una cirugía de fusión, una alternativa que no le convencía por los posibles riesgos que conlleva, especialmente los referentes a la pérdida de movilidad.

Investigando en Internet, encontró a Instituto Clavel y decidió pedir una cita online, para que conociéramos su caso y le diéramos otra opinión, como especialistas en cirugía de columna no invasiva. Nos envió sus pruebas para que pudiéramos establecer un diagnóstico y ofrecerle el tratamiento más adecuado. Nuestro equipo médico en conjunto valoró la situación y determinó que Daniele no necesitaba una fusión, sino que su hernia de disco lumbar podía solucionarse mediante microdiscectomía.

Esta intervención es mucho más sencilla y menos invasiva que la fusión. La técnica consiste en extraer el tejido dañado del disco lumbar para eliminar el dolor que produce al comprimir una raíz nerviosa. Para llevarla a cabo se utiliza un microscopio especial, que amplifica la imagen para que la cirugía se pueda practicar mediante una incisión mínima. Esto disminuye notablemente el daño de los tejidos cercanos y la recuperación es mucho más rápida.

“Fue una gran sorpresa para mí, así que decidí confiar en el Dr. Clavel”, explica el paciente emocionado. Al saber que contaba con una alternativa como esa, con muchos menos riesgos que la fusión, no dudó en viajar a España para someterse a la cirugía.

El viaje desde Italia hasta España

Cuando Daniele decidió operarse en Instituto Clavel, desde aquí le ayudamos a investigar las diferentes opciones de transporte de las que disponía al encontrarnos en plena pandemia. Tras valorar las alternativas y si era posible viajar en las fechas establecidas, el paciente decidió venir en coche con su mujer.

El viaje era largo, unas 12 horas aproximadamente, pero teniendo en cuenta su estado de salud, que no tendría que conducir todo el tiempo y que se sentía preparado para llevarlo a cabo, los médicos lo aprobaron y el paciente se puso en marcha.

Para ello, también tuvo que pedir autorización a la embajada y llevar durante todo el viaje el certificado que le permitía viajar desde Italia hasta Barcelona para operarse en Instituto Clavel. “El viaje fue muy bien, estuve cómodo y no hubo ningún problema”, asegura Daniele al respecto.

La estancia en Barcelona: protocolos de seguridad, operación y rehabilitación

Daniele y su mujer llegaron a Barcelona dos días antes de la cirugía. “Esa misma tarde fuimos al centro a conocer a todos y confirmar la cita que tenía a la mañana siguiente. Fue muy tranquilizador”, explica. Antes de la operación se hicieron todas las pruebas necesarias, incluida la del COVID-19.

La estancia duró una semana y durante los días previos y posteriores a la intervención, la pareja se alojó en el hotel Bertran, ubicado a muy poca distancia del Instituto Clavel, al que iban andando. Tanto en el hotel, como en Instituto Clavel y FisioSpine se sintieron muy seguros y protegidos respecto a la situación del COVID-19: “Todo el mundo utilizaba mascarillas, guantes y mantenía la distancia de seguridad. Exactamente lo mismo que cuando vas a una tienda a comprar comida”.

En Instituto Clavel garantizamos un entorno seguro

Dos días después llegó el momento de la intervención y todo fue muy bien, según lo esperado. A la mañana siguiente Daniele ya podía caminar y le dieron el alta. El resto de la semana acudió a cinco citas de rehabilitación en FisioSpine y pudo disfrutar de la ciudad.

El día antes de volver a Italia acudió a una cita final con el Dr. Clavel para verificar que todo estaba bien y determinar las recomendaciones necesarias para la recuperación.

La vuelta a casa y la recuperación

El viaje de vuelta en coche fue tan bien como el de ida, Daniele siguió las recomendaciones del equipo médico y descansó durante el trayecto.

Días después de la cirugía hemos podido hablar con él y esto es lo que nos cuenta: “Me siento muy bien. Lo único que noto es cierta debilidad en las piernas, uno de los síntomas comunes que desaparecerán con el tiempo”. Cuando le preguntamos cómo valora la experiencia no lo duda ni un instante: “¿De cero a diez? Estoy totalmente satisfecho, diez de diez. No hay ninguna razón para no estarlo. Mi experiencia ha sido realmente positiva, no he sentido dolor y no he necesitado tomar ningún analgésico. La cirugía ha sido extremadamente buena”.

Ahora solo tiene que seguir las recomendaciones, descansar y recuperarse totalmente. Nuestro equipo estará a su disposición siempre que lo necesite y realizará de forma online su seguimiento durante los meses posteriores a la cirugía. En Instituto Clavel contamos con muchos años de experiencia tratando a pacientes internacionales y nuestros procesos están totalmente adaptados para llevarse a cabo a distancia.

¿Quieres saber más sobre nuestros tratamientos? Visita nuestra web o contacta con nosotros para que podamos atenderte de forma personalizada.

También te animamos a visitar nuestro canal de YouTube para que conozcas la experiencia de otros pacientes en Instituto Clavel.