jjes

Tratamiento del temblor resistente a medicamentos mediante Ultrasonidos Focalizados de alta intensidad (HIFUS)

El Temblor Esencial es el trastorno del movimiento más frecuente. Afecta a casi al 3% de la población, unos 1,4 millones de personas en España. Aunque el Temblor Esencial es visto como una enfermedad relativamente benigna, puede empeorar la calidad de vida de los pacientes al limitar su capacidad para comer, asearse, escribir, realizar actividades domésticas y profesionales. También puede limitar la vida social de los afectados por la visibilidad del problema.  

La causa del Temblor Esencial no está clara, pero los casos a menudo se presentan en familias (temblor familiar). Se ha estimado que aproximadamente el 50% de todos los casos se deben a una mutación genética, y el patrón de herencia es más consistente con la transmisión autosómica dominante (es decir, el rasgo dominante). 

¿En qué consiste el tratamiento mediante Ultrasonidos Focalizados?

Cuando el temblor no se controla con medicamentos, la opción de tratamiento más eficaz es actuar directamente sobre el circuito cerebral del temblor, en la estructura llamada tálamo. La diana es una región del tálamo llamada núcleo ventral intermedio (Vim). 

Sobre el tálamo se puede actuar mediante Talamotomía o mediante Estimulación Cerebral Profunda.  La Estimulación Cerebral Profunda consiste en la implantación quirúrgica de electrodos en el tálamo para frenar el temblor mediante impulsos eléctricos procedentes de un neuro-estimulador.  

La Talamotomía consiste en interrumpir el circuito del temblor mediante la una ablación (lesión) terapéutica. La ablación terapéutica se puede obtener con distintos métodos, como la aplicación de Radiofrecuencia a través de un electrodo insertado quirúrgicamente en el tálamo, empleando Radiación Gamma transcraneal (Radiocirugía Estereotáctica), o mediante Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad guiados por Resonancia Magnética (ResoFUS o HIFUS).  

 

 Los Ultrasonidos Focalizados transcraneales permiten practicar una Talamotomía de un modo método mínimamente invasivo y mediante control constante por Resonancia Magnética (ResoFUS). Esta tecnología enfoca haces de energía ultrasónica con gran precisión en objetivos profundos del cerebro sin dañar el tejido normal circundante. Cuando los haces convergen, el ultrasonido produce un aumento focal de la temperatura del tejido, que permite tratar la enfermedad sin cirugía.  

La Talamotomía ResoFUS se lleva a cabo con el paciente consciente, y no requiere incisiones en el cuero cabelludo, aperturas craneales ni inserción de material protésico. Gracias a la interacción personal y a la imagen mediante Resonancia Magnética, es posible controlar el estado del paciente y de su cerebro durante todo el procedimiento. 

 En casos seleccionados, es posible llevar a cabo tratamientos Vim bilaterales (de ambas manos) en dos etapas, separadas entre sí por unos nueve meses, aproximadamente.
 

Beneficios de la Talamotomía ResoFUS

La Talamotomía ResoFUS puede ofrecer los siguientes beneficios en el tratamiento de Temblor Esencial: 

  • Es un tratamiento único no invasivo que permite a los pacientes recuperarse con rapidez y volver rápidamente a las actividades de la vida normal (generalmente en pocos días). 
  • No precisa incisión, ni apertura craneal, ni inserción de instrumentos en el cerebro. Por ello tiene un riesgo más reducido de infección y de hemorragia cerebral. 
  • Ofrece una resolución rápida de los síntomas. 
  • A diferencia de la Talamotomía realizada con Radiocirugía Estereotáctica, la Talamotomía ResoFUS no utiliza radiación ionizante, evitando así efectos secundarios potenciales de la exposición a la radiación. 
  • Debido a que no es invasivo, es una opción para pacientes Temblor Esencial médicamente refractarios (aquellos que no responden bien a la medicación) que no desean someterse a cirugía, o bien que por su edad o estado de la salud quedan excluidos de tratamiento quirúrgico. 

Recuperación y rehabilitación

La técnica ResoFUS también puede mejorar la calidad de vida y disminuir el costo de la atención para pacientes con temblor causado por la enfermedad de Parkinson en quienes, por razón de su edad u otros motivos, no puedan ser tratados mediante estimulación cerebral profunda. 

La estancia hospitalaria tras la Talamotomía HIFUS es de una noche, pudiendo el paciente recibir el alta al día siguiente en la mayoría de los casos.  

Con cierta frecuencia, el paciente puede notar cierto trastorno del equilibrio, que es transitorio. Dependiendo de la edad y del estado previo del equilibrio del paciente, este trastorno puede durar de unos pocos días a varias semanas. En algunos casos, menos frecuentes, el paciente puede notar cambios pasajeros en la sensibilidad de los dedos de la mano tratada. 

Secuelas o complicaciones más graves, como hemorragias o infecciones son extremadamente improbables debido a que no se precisa apertura craneal i introducción de instrumental en el cerebro.

¿Qué médicos realizan HIFUS en Instituto Clavel?

El tratamiento lo lleva a cabo un equipo constituido por un neurocirujano funcional (Dr. J Rumià), un neurólogo experto en trastornos del movimiento (Dr. G. Salazar), un neuroanestesiólogo (Dr. J. Tercero) y una técnica en resonancia magnética con formación específica en HIFUS (Sra. M. Azanuy).

¿NECESITA MÁS INFORMACIÓN?
¡CONTACTE CON NOSOTROS!

Cuéntenos su caso para que podamos asesorarle de forma personalizada.

Compartir en: