¿Qué es la escoliosis?

El término escoliosis deriva de la palabra griega skolios, que significa torcido. Por lo tanto, por definición, esta hace referencia a la columna que está torcida o curvada.

Esta curvatura no siempre tiene por qué provocar problemas de salud si es leve. De hecho, cerca del 3% de la población tiene escoliosis menor a 10 grados que no le afecta de ningún modo. Sin embargo, cuando es más pronunciada, es conveniente tratarla para poner fin a otros síntomas derivados y evitar problemas más graves.

Causas y síntomas de la escoliosis

CAUSAS

La curvatura de columna puede producirse por factores muy variados: traumatismo, enfermedad neurológica, cirugía lumbar previa… Pero en más del 70% de los casos se desconoce el origen del problema, por lo que hablamos entonces de escoliosis idiopática, palabra que proviene del griego idios (propio) y patos (dolencia) y que significa precisamente eso, dolencia propia sin causa conocida.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la escoliosis dependen de la gravedad de la desviación de la columna y también del tiempo que el afectado la lleve padeciendo. En este sentido, lo más habitual es que los niños no padezcan dolor y no sea hasta en adultos a partir de los 30 años cuando la escoliosis empeora. Es entonces cuando se producen los problemas o síntomas asociados.

  • Dolor en adultos al permanecer mucho tiempo sentados o de pie. Estas molestias aumentan con el tiempo por la degeneración de la columna.
  • Con el tiempo se pueden producir otros síntomas más graves, derivados por la posición del torso, que afecten al corazón o a los pulmones.

Clasificación de la escoliosis

Aparte de por las causas, podemos hablar de diferentes tipos de escoliosis en función de otros aspectos.

 

Si la curvatura es permanente o no:

Escoliosis estructural o verdadera

Está formada por el tramo de vértebras que están torcidas o rotadas de manera patológica o permanente.

Escoliosis funcional o compensadora

Tramo de vértebras que compensan o equilibran la columna de la curva producida por las vértebras realmente torcidas.

Localización de la curvatura:

Escoliosis torácica

Cuando el punto de inflexión de la curvatura se encuentra en la zona de la columna vertebral torácica.

Escoliosis lumbar

El punto de inflexión de la curvatura está en la zona de la columna vertebral lumbar.

Escoliosis toracolumbar

El punto de inflexión se encuentra en la zona de unión de la columna vertebral torácica y lumbar.

Asimismo, podemos hablar de escoliosis convexa izquierda o derecha, dependiendo de si la curvatura se ha producido hacia una dirección o la otra.

Escoliosis idiopática:

Cuando un paciente tiene más de 10 grados de curvatura de los segmentos torácico o lumbar de la columna y no se encuentra la causa que lo haya provocado, determinamos que se trata de escoliosis idiopática.

En función de la edad:

Escoliosis infantil

De 0 a 3 años

Escoliosis juvenil

De 4 a 11 años

Escoliosis del adolescente

De 11 a 18 años

Escoliosis del adulto

Mayores de 18 años

Escoliosis en niños y adolescentes

Es habitual que muchas de las escoliosis surjan en la etapa de crecimiento. Las escoliosis en niños cuya curvatura es superior a los 20 grados ya se advierten a edades tempranas, por lo que es frecuente que se detecten en la preadolescencia por asimetrías en las caderas o los hombros, así como deformidades en el tronco.

El tratamiento de la escoliosis en los niños dependerá, especialmente, del grado de curvatura que tengan. De esta forma, en curvaturas inferiores a los 20 grados lo más habitual es que se recomienden ejercicios posturales para mantener la musculatura lo más tónica posible y tratar de frenar la evolución de la curva en el crecimiento.

Cuando la curva se encuentra entre los 20-40 grados, se puede combinar dichos ejercicios con el apoyo de un corsé nocturno o durante 24 horas. En curvas mayores de 40 o 45 grados que provocan deformidades importantes o dolor, se recomendará cirugía correctiva de escoliosis.

Escoliosis del adulto

La mayoría de las personas con escoliosis no suelen presentar ningún síntoma durante la mayor parte de su vida, los dolores suelen iniciar más adelante, cuando la curvatura empeora y aparecen otros problemas como la artrosis.

En este sentido, podemos diferenciar dos tipos de pacientes: los adultos con escoliosis idiopática previa y los adultos con escoliosis de nueva aparición.

En el caso de los primeros, son adultos en los que apareció la curvatura de la columna en la juventud y a lo largo de los años la degeneración de los discos y las articulaciones facetarias de la columna provocan que esta aumente y se desequilibre. Es habitual que la curvatura se acentúe y aparezcan otros problemas como una ciática en la pierna por una hernia discal, el estrechamiento del canal raquídeo o de las salidas de las raíces nerviosas. Algunas veces la deformidad es tan importante que la vida diaria de las personas se ve afectada. 

En otros pacientes, la degeneración de la columna que se produce con la edad deriva en una escoliosis secundaria o de novo. Habitualmente se produce en el segmento torácico y lumbar, debido al desgaste discal que produce la desalineación de la columna. En estos casos el tratamiento se dirige a tratar el área de la columna que produzca dolor y solo en algunos casos, si la escoliosis provoca una deformidad invalidante, es necesario hacer una corrección quirúrgica de la misma.

Diagnóstico de la escoliosis

Como muchos casos de escoliosis aparecen en la etapa de crecimiento, es habitual que el diagnóstico de la misma se haga entre los 10 o 12 años, cuando los padres detectan una posición curvada y llevan al niño al médico.

Para establecer un diagnóstico, se llevará a cabo un examen físico holístico por parte del profesional, que en Instituto Clavel incluye el escoliograma biplanar de baja dosis de radiación con la nueva tecnología EOS, en la que se puede valorar de forma precisa la magnitud de la escoliosis. 

Tratamiento de la escoliosis

En función del estado de la escoliosis, el tratamiento puede variar desde uno conservador hasta la cirugía. En los casos de escoliosis leve, lo más habitual es optar por ejercicios fisioterapéuticos para fortalecer la musculatura y la columna vertebral del paciente. Esto ayudará a corregir las curvaturas leves de forma eficaz.

Cuando la gravedad de la escoliosis es media, aparte del tratamiento basado en fisioterapia, será recomendable el uso de corsé ortopédico. En la etapa de crecimiento se recomienda llevarlo 23 horas al día para corregir el problema, una medida bastante incómoda para el afectado. Poco a poco, el tiempo de uso del corsé se va reduciendo.

Sin embargo, cuando la desviación de la columna es grave e inhabilitante, los pacientes necesitan tratamiento quirúrgico para corregirlo. Es importante señalar que en el Instituto Clavel no tratamos la escoliosis pediátrica (de 0 a 10 años), pero sí la infantil y juvenil, junto al Dr. Charosky, referencia mundial en cirugía de escoliosis

¿Cómo es una cirugía de escoliosis?

La cirugía de escoliosis consiste en corregir el segmento escoliótico mediante la realineación y la fusión de las vértebras que sean necesarias.

La técnica elegida para la corrección de la escoliosis es la instrumentación mediante la colocación de tornillos transpediculares que conectaremos con barras de diferentes aleaciones de metales para conseguir la alineación necesaria de la columna.  

Actualmente, mediante una planificación exhaustiva, utilizamos técnicas menos invasivas para mejorar el resultado de las cirugías.

1. LA PRIMERA ES UNA EXHAUSTIVA PLANIFICACIÓN DE LA CIRUGÍA

Para ello contamos con la radiografía telemétrica biplanar de baja dosis llamada EOS [enlace a EOS], que nos da la posibilidad de realizar un análisis preciso de todos los ángulos y formas de la escoliosis. La reconstrucción 3D, por su parte, nos permite simular el resultado final tras la cirugía.

2. NAVEGACIÓN INTRAOPERATORIA GUIADA

Para asegurar una colocación exacta de los tornillos, en el Instituto Clavel disponemos de la navegación intraoperatoria guiada por O-Arm 2, que permite una colocación precisa de los tornillos pediculares en curvas rotadas en varios ángulos. Gracias a ello, podemos realizar maniobras complejas de alineación de la columna, esta no sufre y el resultado de la corrección es mejor. 

Además, usamos la tecnología robótica Mazor X para mejorar nuestra planificación quirúrgica y optimizar aún más la colocación.

3. TECNOLOGÍA DE CORTE

Para poder alinear la columna se realizan pequeños cortes en los huesos vertebrales denominados osteotomías. En la actualidad contamos con la tecnología de corte óseo por ultrasonido, que permite realizar los cortes sin pérdida de sangre.

4. RECUPERADORES SANGUÍNEOS 

Contamos con recuperadores sanguíneos que permiten que la sangre perdida durante la cirugía vuelva continuamente al torrente sanguíneo del paciente, disminuyendo la necesidad de transfusiones de sangre después de la cirugía. 

5. MONITORIZACIÓN

Se lleva a cabo una monitorización neurofisiológica intraoperatoria continua por parte del neurofisiólogo, un médico que monitorea la conducción de los nervios y la médula espinal durante toda la cirugía. 

6. CIRUGÍAS POR ETAPAS

En el Instituto Clavel utilizamos también las cirugías por etapas. Es decir, aplicamos abordajes anteriores o laterales mínimamente invasivos para la corrección previa de la curvatura, antes del abordaje posterior con tornillos transpediculares. Al dividir la cirugía en diferentes días, minimizamos el traumatismo sobre el paciente y facilitamos la recuperación postoperatoria.

7. EQUIPO PROFESIONAL MULTIDISCIPLINAR

Estas cirugías son altamente especializadas, por lo que se necesita un equipo profesional multidisciplinar. Por ello, en Instituto Clavel nuestro equipo de escoliosis está formado por casi todos los miembros del equipo: enfermeros, fisioterapeutas, traumatólogos cirujanos, neurocirujanos, neurofisiólogos y médicos de clínica del dolor. 

Recuperación tras la cirugía de escoliosis

La rehabilitación es muy importante en la recuperación de este tipo de pacientes. Para ello en Instituto Clavel contamos con FisioSpine, un centro especializado de rehabilitación en patologías complejas de columna, incluyendo la escoliosis. Allí ayudarán al paciente con ejercicios específicos para cada etapa de su recuperación.

¿Qué médicos del Instituto Clavel tratan la escoliosis?

¿QUIERE SABER MÁS?
¡CONTACTE CON NOSOTROS!

Cuéntenos su caso para que podamos asesorarle de forma personalizada.

Compartir en: