Fisioterapia uroginecológica

Te ayudamos a tratar y prevenir alteraciones a nivel abdominopélvico con fisioterapia uroginecológica.

¿Qué es la fisioterapia uroginecológica?

La fisioterapia uroginecológica es una especialidad de fisioterapia que permite valorar, prevenir y tratar diferentes disfunciones o alteraciones que pueden producirse a nivel abdominopélvico tanto en hombres como en mujeres.

¿Cómo puede ayudarte el tratamiento para el suelo pélvico?

La función del suelo pélvico es sostener los órganos alojados en la zona de la pelvis, es decir, el aparato reproductor, el urinario y el digestivo. Por lo tanto, un mal funcionamiento del mismo puede producir diferentes patologías relacionadas con estos órganos, que pueden ser tratadas con este tipo de fisioterapia. Detallamos las principales disfunciones de suelo pélvico a continuación:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo o de urgencia, urgencia miccional, goteo post-miccional, sensación de vaciado incompleto, etc.
  • Disfunciones ano-rectales tales como la incontinencia fecal, los gases y el estreñimiento.
  • Durante el embarazo: alivio del dolor y prescripción de ejercicios preparatorios al parto.
  • Tras el parto: recuperación de la musculatura abdominal y suelo pélvico, así como el tratamiento de la diástasis de los rectos, el tratamiento de cicatrices perineales y/o de cesárea.
  • Prolapsos de órganos pélvicos: cistocele, uretrocele, histerocele, enterocele y rectocele.
  • Disfunciones sexuales: dolor y otras alteraciones de la esfera sexual
  • Dolor pélvico crónico.
  • Tratamiento post-cirugía pélvica (histerectomía, prostatectomía, etc.) así como procesos oncológicos relacionados con la esfera pélvica.

¿Cómo tratamos las disfunciones abdominopélvicas?

Lo primero que hacen nuestros fisioterapeutas especializados en rehabilitación del suelo pélvico [enlace a equipo] es una valoración completa del paciente. Para llevarla a cabo, se tiene en cuenta su historia clínica y se hace una evaluación músculo-esquelética y postural junto a una inspección externa e interna de todas las estructuras relacionadas con el suelo pélvico.

Según el diagnóstico, se elabora un plan totalmente personalizado y adaptado a las necesidades del paciente con el objetivo de mejorar su calidad de vida. El tipo de tratamiento recomendado puede varias entre los siguientes:

  • Terapia manual de suelo pélvico y sus estructuras adyacentes.
  • Activación y reprogramación muscular de toda la faja abdominal y lumbar necesaria para una buena gestión de las presiones en la cavidad abdomino-lumbo-pélvica.
  • Ejercicio terapéutico abomino-perineal como la GAH (gimnasia abdominal hipopresiva), el método Guillarme (ABDO-Mg®) o el pilates terapéutico.
  • Ejercicios de propiocepción mediante el tronco eutonía.
  • Ejercicios de Kegel
  • Electroestimulación intracavitaria.
  • Biofeedback.
  • Pautas de comportamiento y modificación de hábitos para mejorar funciones como la de micción o defecación.

¿QUIERE SABER MÁS?
¡CONTACTE CON NOSOTROS!

Cuéntenos su caso para que podamos asesorarle de forma personalizada.

Compartir en: