14-08-2020

ADR cervical: la experiencia de un piloto de avión de EE. UU

Donald del Carmen es un piloto de avión estadounidense que vive en Hawái. Sufría dolor cervical desde hacía tiempo y no podía trabajar ni practicar deporte con normalidad. Por eso decidió operarse en Instituto Clavel. ¡Descubre su experiencia!

En principio, Donald iba a someterse a una cirugía de fusión en Estados Unidos en diciembre de 2019, pero descubrió la alternativa a este tipo de operación: la cirugía de sustitución de disco (ADR). Al conocer sus ventajas, decidió consultar a Instituto Clavel para saber si su problema podía tratarse así. El doctor Pablo Clavel revisó sus pruebas y le aconsejó una cirugía de ADR cervical de 2 niveles y de fusión cervical solamente de 1 nivel, ya que en su caso en esa vértebra la sustitución estaba contraindicada. De esta forma, al menos, podía ganar movilidad y otros beneficios de esta técnica en los dos niveles superiores. Él mismo nos cuenta cómo fue todo el proceso.

 

Tenía programada una cirugía de fusión, pero encontró información de Instituto Clavel y decidió consultar sobre el ADR, ¿qué es lo que no le convencía de la fusión?

La fusión es la cirugía recomendada por la mayoría de los cirujanos aquí, en Estados Unidos, pero las personas que conozco que se sometieron a este procedimiento volvieron a tener problemas. Después de investigar un poco, encontré que la alternativa era el ADR.

 

¿Se sintió cómodo al tener la primera consulta por video llamada?

Sí, me sentí muy cómodo. Aunque en persona siempre es mejor, desde un punto de vista logístico, era mucho más fácil y con la situación actual es la norma.

 

¿Fue sencillo el proceso de envío de las pruebas médicas?

Sí, envié un DVD de mi resonancia magnética por correo.

 

Tuvo que posponer la cita por el COVID, ¿en julio ha tenido algún problema para volar? ¿Tuvo que enseñar el justificante que le dieron en Instituto Clavel?

No tuve problemas, la inmigración de Ámsterdam quería saber por qué viajábamos a España y les dije que era por causas médicas. No me pidieron justificante. En España no nos hicieron ninguna pregunta, ya que antes de salir de Estados Unidos hay que descargar una aplicación para inmigración en España.

 

Viajó de Hawai a Barcelona cuando todas las noticias hablaban de la restricción para los viajes turísticos desde algunos países, incluido Estados Unidos. ¿Sabía que viajar por una operación quirúrgica estaba permitido? ¿Le asustaba que algo saliera mal en su viaje?

No, no sabía que estaba permitido al 100%. Llamé a la embajada aquí en Estados Unidos y no tenían información firme sobre los viajes. De hecho, me dijeron que probablemente no sería posible. Las aerolíneas tampoco me aseguraron que me permitieran entrar en España, a pesar de tener justificante médico.  Olga tuvo un papel clave en que me decidiera a viajar, ya que me confirmó que otro paciente había viajado desde aquí.

 

Cuando llegó a Barcelona, ¿cuál fue su primera impresión del hospital y del equipo?

El hospital me dio buena impresión, a diferencia de los hospitales en Estados Unidos, que son muy grandes e impresionantes, este es más pequeño, pero eficiente. El equipo fue muy organizado y me trataron muy bien.

 

¿Cómo se sintió el día que ingresó para operarse?

Me sentía bien, aunque comenzó a ser “real”, ya que no me había sometido a una cirugía antes. No obstante, Sonia consiguió que fuera muy fácil.

 

¿Y después de la operación? ¿Sintió dolor al despertar?

Sí, sentí dolor, pero fue mejorando.

 

¿Cuándo pudo empezar a moverse?

Esa misma tarde, pero fue al día siguiente cuando me sentí más seguro para moverme y ponerme de pie. [Tanto es así, que el paciente nos envió un email ese mismo día para saber dónde podía comer una buena paella].

 

¿Se sintió acompañado por el equipo de Instituto Clavel durante su estancia en el hospital? ¿Qué destacaría del trato a los pacientes?

Sí, me sentí acompañado. Sabía que en cualquier momento podía ponerme en contacto con alguien en la clínica. Destacaría que me trataron muy bien, con respeto. Tenía la sensación de que, si hubiera habido algún problema, ellos lo habrían resuelto.

 

Su hija le acompañó durante todo el proceso, ¿cómo fue la experiencia para ella?

[Heather, la hija de Donald, nos explica la experiencia en sus propias palabras]:

Valoré mucho la comunicación constante con el personal de la clínica, incluso meses antes del procedimiento. Respondieron no solo las preguntas de mi padre, sino también las mías. Me sentí tranquila durante todo el proceso. Se eliminó en gran parte el estrés de movernos por el hospital gracias al personal que nos acompañaba en todo momento a donde necesitábamos ir. También estoy muy agradecida con el personal de enfermería, por estar tan presentes y ayudarnos.

Además, me sorprendió gratamente el apoyo extra, en particular el intérprete y la enfermera, esta última para cuidar las heridas en el hotel tras el alta hospitalaria.

Quiero dar las gracias a todo el personal por coordinarnos y guiarnos, lo que podría ser un proceso aterrador, ¡fue todo un éxito!

 

Cuando salió del hospital tuvo sesiones de rehabilitación en FisioSpine, ¿qué tal fueron? ¿Cómo se sintió?

Fueron muy bien, FisioSpine es una clínica limpia y muy cuidada. Laia es muy buena y con experiencia en procedimientos como el mío, por lo que confié en ella. Ahora continúa ayudándome, proporcionándome información específica para mi terapia aquí, en Estados Unidos. Esto último es uno de los factores más importantes para mí.

 

Antes de volver a Hawái tuvo una cita de revisión con el doctor, ¿qué recomendaciones le hizo para su recuperación?

Me recomendó que me mantenga al día con las sesiones de rehabilitación, que no trabaje durante dos meses, que no realice deportes de alto impacto durante seis meses e instrucciones sobre el uso del collarín. También me explicó en detalle la cirugía, cuanto tiempo duró y los procedimientos que se realizaron.

 

Ya han pasado unos días desde la operación, ¿cómo se siente ahora?

Bien, rígido a veces, pero mejorando. El dolor normalmente aparece cuando estoy tumbado durante un periodo largo, al dormir.

 

Usted practica surf, ¿cuándo le han dicho que podrá volver a practicarlos?

Entre 6 y 12 meses para practicar surf, estoy deseando...

 

En general, ¿cómo valoraría su experiencia en Instituto Clavel?

Muy buena, me sentí muy seguro en el momento de la cirugía.

 

¿Se lo recomendaría a otras personas que estén pasando por lo mismo? ¿Qué les diría?

Les explicaría todo lo que pasé, comenzando con mi investigación. Luego les contaría mi experiencia en la clínica y cómo me siento hasta ahora. Es decir, no lo recomendaría como tal porque un procedimiento quirúrgico es una decisión muy personal que debe decidir uno mismo. Pero con toda la información que les daría, considero que estarían en la dirección correcta si tomaran la decisión de tratarse en Instituto Clavel.

Categorías:

Compartir en:

Entradas relacionadas

09-06-2020
Cirugía de columna en tiempos de COVID-19: paciente italiano en Instituto Clavel

La crisis sanitaria del COVID-19 nos ha obligado a aplazar muchos eventos, tanto personales como profesionales. Sin embargo, la salud no puede esperar y por eso, en Instituto Clavel nos hemos adaptado y nuestros quirófanos están disponibles desde el 27 de abril para poder seguir atendiendo a las personas que nos necesitan. Conoce la experiencia de Daniele Valenti, un paciente que vino desde Italia para someterse a una microdiscectomía lumbar en nuestra clínica de Barcelona.

Leer más
19-06-2020
Operarse durante la pandemia: Luis Pareja cuenta su viaje a España desde República Dominicana

La pandemia del COVID-19 nos ha obligado a posponer muchos planes, pero si hay algo que no puede esperar es la salud. Hablamos con Luis Pareja, un residente de República Dominicana que no dudó en viajar a España para acabar con su dolor lumbar en Instituto Clavel.

Leer más
10-07-2020
“Recomendaría la cirugía ADR a ojos cerrados”, afirma Damián Negrón

Damián Negrón llevaba años sufriendo dolor cervical y lumbar por degeneración discal en ambas zonas. Necesitaba una solución, pero las opciones en EE. UU eran muy invasivas y no le convencían. A eso se sumaba que, al ser testigo de Jehová, tenía complicaciones a nivel médico con los doctores. Por eso, buscó otras alternativas y decidió viajar a España para someterse a una operación de ADR en Instituto Clavel.

Leer más