20-01-2021

Operación de hernia discal: ¿qué opciones existen?

Una hernia discal puede llegar a afectar notablemente a la calidad de vida de la persona que la padece. Por eso, en determinadas ocasiones, es necesario recurrir a la cirugía para acabar con el dolor. Desde Instituto Clavel, como especialistas en neurocirugía, te explicamos la importancia de un buen diagnóstico y cuáles son las opciones existentes en cada caso.  

Antes de nada, es importante que tengamos claro qué es una hernia discal. La definición de hernia es la protusión de cualquier órgano o tejido fuera de su zona de emplazamiento habitual. En el caso de la hernia discal, esta se produce cuando un disco intervertebral de la zona cervical o lumbar se rompe y su contenido se sale de sus límites.  

En general, suele ser el núcleo pulposo del disco el que expulsa material a través de la fisura producida en el anillo externo. En la mayoría de los casos, estas se producen por el desgaste natural del disco con el paso de los años, aunque también puede haber otras causas como la actividad laboral, la obesidad o un accidente, entre otras.  

La localización y la amplitud de la fisura del anillo, así como la cantidad del material expulsado, determinarán los síntomas de la hernia discal. De esta forma, una hernia discal puede ser asintomática, producir dolor local o, si está en la misma zona en la que discurren las raíces nerviosas de la columna, presionarlos y provocar dolor, debilidad y entumecimiento. En el caso de una hernia discal lumbar, esto afectará a las piernas o a los glúteos. En la hernia discal cervical, a los hombros, los brazos y las manos. 

Cuando esto ocurre, es fundamental acudir a un especialista en columna vertebral para que pueda valorar el caso y determinar si la operación es necesario o no, así como la opción más efectiva en cada caso.  

La importancia del diagnóstico en la operación de hernia discal 

Cada caso es diferente, por eso el diagnóstico es esencial para que la operación de hernia discal, si procede llevarla a cabo, sea efectiva. De hecho, puede ocurrir que el dolor de espalda no esté originado por las hernias o que haya varias y solo sea una la que produzca los síntomas. Es por esto que la valoración del especialista se tiene que llevar a cabo a través de los síntomas, la evolución, la exploración física y las pruebas de imagen.  

En Instituto Clavel nuestro equipo, altamente cualificado, cuenta con el escáner EOS, que permite obtener una imagen completa del esqueleto del paciente en alta calidad. De esta forma, conocemos mejor el problema y determinamos el tratamiento más adecuado, que en algunos casos implicará cirugía y en otros casos no, ya que podrá solucionarse mediante tratamiento conservador (fármacos, fisioterapia, cambio de hábitos...). En caso de que sea necesario operar, el diagnóstico nos permitirá elegir cuál es la técnica quirúrgica más adecuada.  

Tipos de operación de hernia discal  

Como decíamos, el tipo de operación o técnica quirúrgica elegida, dependerá, como decíamos del diagnóstico. En la actualidad, existen diferentes opciones como la artrodesis discal o cirugía de fusión, que consiste en fijar o inmovilizar dos o más vértebras para mantenerlas unidas de forma permanente, o la artroplastia discal o ADR (Artificial Disc Replacement), que consiste en reemplazar el disco dañado por uno artificial.  

En Instituto Clavel, siempre que sea posible, optamos por la microdiscectomía cervical para artroplastia o microdiscectomía lumbar. A continuación, lo explicamos con más detalle: 

  • Operación hernia discal cervical: la vía más frecuente es la anterolateral, que es un acceso mínimamente invasivo para la columna cervical porque evita el daño de la musculatura paravertebral y la manipulación de los nervios. Además, es efectivo para la resección completa del disco y la descompresión de la raíz nerviosa. Tras esto, se reemplaza el disco degenerado por uno artificial, que permite conservar la movilidad natural de la columna porque está diseñado para imitar al disco natural sano.  
  • Operación hernia discal lumbar: en la mayoría de los casos optaremos por la microdiscectomía simple, que consiste en la extracción del tejido de la hernia y, dependiendo del caso, en el vaciamiento parcial del disco afectado. En casos de hernias de base muy ancha con compresión radicular o asociadas a otras patologías, se planteará también realizar la artroplastia o reemplazo discal. Si existen elementos adicionales de la anatomía dañados, se optará por la artrodesis o fusión lumbar.   

No obstante, esto es información de carácter general porque, como señalábamos, cada caso es diferente y es primordial que sea valorado de forma totalmente personalizada por un especialista, que tendrá en cuenta todos los factores determinantes para elegir un procedimiento u otro.  

Recuperación tras la operación de hernia discal 

El tiempo de recuperación tras una operación de hernia discal variará dependiendo del estado previo del paciente, del tipo de cirugía elegida y, por supuesto, de la rehabilitación. En Instituto Clavel apostamos por las técnicas mínimamente invasivas que hemos mencionado porque estas, además de ofrecer mejores resultados, permiten una recuperación más rápida. Aunque depende de cada caso, generalmente el paciente puede volver a trabajar entre 2 a 5 semanas en el caso de las cervicales y 4 a 10 en el caso de las lumbares.  

Tras la intervención, recomendamos una rehabilitación personalizada con traumatólogos y fisioterapeutas especializados en columna en FisioSpine, centro con el que trabajamos mano a mano para que nuestros pacientes reciban un tratamiento holístico desde que llegan al centro hasta que están totalmente recuperados.  

¿Tienes alguna duda? Te invitamos a que contactes con nosotros para que podamos atenderte de forma personalizada o a que eches un vistazo a nuestra web, donde tenemos más información sobre nuestros tratamientos.  

Compartir en:

Entradas relacionadas

01-12-2019
Todo lo que debes saber sobre la cirugía de reemplazo discal

La cirugía de reemplazo discal o ADR es una intervención que consiste en la sustitución de un disco dañado por una prótesis de disco artificial. Desde Instituto Clavel te contamos todo sobre esta intervención, desde sus ventajas hasta los posibles riesgos.

Leer más
01-03-2020
¿Puedo hacer ejercicio tras una operación de hernia discal?

Una hernia discal puede dificultar tanto las actividades diarias como la práctica de deporte. Por eso, una de las principales preocupaciones de las personas que se plantean someterse a una operación para acabar con el dolor, es saber si después podrán volver a hacer ejercicio con normalidad. En Instituto Clavel, especialistas en cirugía de columna, hemos comprobado que en una gran mayoría de los casos sí que es posible. ¡Te lo contamos!

Leer más
15-01-2021
Hernia discal L5-S1: causas, síntomas, diagnóstico y tratamientos

La hernia discal L5-S1 se produce cuando el disco intervertebral que se encuentra entre ambas vértebras se degenera y se rompe, expulsando parte de su contenido. Desde Instituto Clavel, como expertos en columna, te contamos cuáles son las causas, los síntomas y los tratamientos de esta patología.

Leer más