15-03-2020

¿Qué es la espondilolistesis? Todo lo que debes saber sobre esta lesión

La espondilolistesis es una lesión en la cual una vértebra se desplaza sobre la otra. Como expertos en patologías de columna, desde Instituto Clavel te explicamos todo sobre esta afección, desde las causas más habituales hasta los tratamientos existentes.

En esta ocasión vamos a hablar sobre una patología con una nomenclatura complicada: la espondilolistesis. Se trata de un problema de la columna que surge cuando una de las vértebras se desliza o desplaza sobre otra. Aunque puede surgir en cualquier parte de la columna, incluso a nivel cervical, lo cierto es que se da con mayor frecuencia en la parte baja de la espalda.

En concreto en los últimos segmentos (L4-L5-S1). En función de hacia donde se produzca dicho desplazamiento, podemos diferenciar dos tipos de espondilolistesis:

  • Anterolistesis: si la vértebra se desliza hacia delante.
  • Retrolistesis: si la vértebra se desliza hacia detrás.

Uno de los principales problemas de esta afección es que no siempre presenta síntomas, por lo que, en muchas ocasiones, los pacientes no acuden a un centro de especialistas en patologías de columna hasta que el problema es más grave y produce varias molestias.

Causas de la espondilolistesis

Algunas personas nacen con este problema, mientras que otras lo desarrollan durante la infancia. Sin embargo, no se suele detectar hasta la adolescencia o, incluso, una vez ya en la edad adulta cuando produce dolor.

Puede surgir en cualquier momento y podemos establecer tres motivos por los que aparece. Por un lado, puede deberse a las presiones cotidianas sobre la columna por malas posturas, levantamiento de cargas pesadas o la práctica deportiva repetida en la que se involucre a la columna. Por otro lado, puede aparecer por la degeneración o desgaste de los huesos de la columna, es decir, el debilitamiento de las conexiones entre las vértebras por la edad.

Además de los motivos mencionados, la espondilolistesis puede tener un origen traumático, es decir, producirse como consecuencia de un golpe, una caída o un accidente.

Principales síntomas de la espondilolistesis

Como decíamos, la espondilolistesis puede ser asintomática, especialmente en aquellos casos que no sean muy severos. Sin embargo, con el paso del tiempo lo más habitual es que la situación empeore y comiencen a aparecer molestias. Los síntomas más habituales son los siguientes:

  1. Dolor en la zona afectada, que puede bajar a los muslos o las piernas.
  2. Debilidad en las piernas.
  3. Los músculos de la parte posterior de los muslos (isquiotibiales) se tensan.

En muchas ocasiones, esta lesión de columna puede alterar algunos aspectos físicos de la persona que la padece. Puede aparecer abultamiento en el abdomen, sensación de torso más corto, curvatura demasiado pronunciada en la parte baja de la espalda, etc.

Evidentemente, no todos los escenarios son iguales. La espondilolistesis puede presentarse con diferentes cuadros de severidad. De hecho, se utiliza una escala del 1 al 5, donde el 1 es la lesión más leve y el 5 la más grave. La gravedad de la lesión se establece en función del porcentaje en el que la vértebra se haya desplazado. En el peor de los casos, el grado 5, se produce cuando el deslizamiento alcanza el 100%, lo que se conoce como espondiloptosis. Cuando esto ocurre, el hueso puede llegar a presionar la médula o los nervios.

Tratamientos de la espondilolistesis

Una vez que se diagnostica el problema, que suele hacerse mediante la combinación de pruebas que incluyen desde la radiografía convencional hasta la resonancia magnética y el escáner lumbar, se establece el tratamiento en función de la gravedad de la lesión. En Instituto Clavel damos mucha importancia a este paso, pues es la base que permite escoger la solución más adecuada para cada paciente. Con el objetivo de garantizar esto, en nuestro caso, además de las pruebas mencionadas, disponemos del escáner EOS, que nos permite obtener una imagen completa de la columna del paciente a alta calidad, con el paciente de pie y exponiéndole a mucha menor dosis de radiación que en los métodos habituales. El hecho de que se haga de pie es determinante, ya que así se observa mejor el desplazamiento de la vértebra por la carga de peso. En la resonancia o el escáner el paciente está tumbado y, en ocasiones, los desplazamientos no se ven o se infravalora la gravedad.

En función del estado de cada lesión, disponemos de diferentes alternativas de tratamiento, que van desde las opciones conservadoras hasta la intervención quirúrgica. Si la lesión es leve, es habitual comenzar con la primera opción, que suele incluir fármacos específicos y ejercicios para reforzar la musculatura de la columna vertebral, así como una serie de pautas para establecer buenos hábitos posturales.

En caso de que el dolor sea severo o no mejore con la alternativa conservadora, se apostará por la cirugía para corregir la espondilolistesis.

La buena noticia es que en Instituto Clavel conocemos bien este tipo de lesiones. La experiencia, sumada a los avances tecnológicos, nos permiten poner solución a los problemas de columna de forma mínimamente invasiva en la gran mayoría de los casos. Si sufres alguno de estos síntomas y necesitas recibir una valoración por parte de un especialista, no dudes en contactar con nosotros para que podamos ayudarte de forma totalmente personalizada.

¿Se puede prevenir la espondilolistesis?

No existe un método que garantice la prevención total de este tipo de lesión, sin embargo, sí es posible reducir el riesgo de que se produzca el desplazamiento de la vértebra llevando un estilo de vida saludable. Nuestros consejos con los siguientes:

  • Cuida tu postura.
  • Procura mantener un peso saludable, ya que el sobrepeso añade presión a la zona lumbar.
  • Evita las actividades que supongan riesgos para la parte inferior de la espalda como cargar mucho peso.
  • Practica deportes de bajo impacto para la zona como andar o nadar.
  • Mantén la espalda y los músculos abdominales fuertes.
  • Apuesta por una alimentación saludable.

Aunque como decíamos, no existe una garantía total, lo cierto es que aplicar todos estos hábitos te ayudará a cuidar tu salud de forma general y a sentirte mucho mejor.  Incluso aunque ya tengas algún problema de espalda, desde Instituto Clavel queremos recordarte que hacer este tipo de cambios marcará la diferencia. ¿A qué esperas?

Compartir en:

Entradas relacionadas

15-12-2019
¿Qué es la raquiestenosis lumbar?

La raquiestenosis lumbar o estenosis de canal lumbar es una enfermedad que produce dolor o adormecimiento en las piernas. El equipo médico de Instituto Clavel explica en qué consiste exactamente esta afección, su origen y los posibles tratamientos.

Leer más
01-04-2020
La inestabilidad lumbar: una de las causas más frecuentes del dolor de espalda

La inestabilidad lumbar es una patología de la columna en la que hay una movilidad o articulación anómala entre dos o más vértebras contiguas, causando un gran dolor de a aquellos que lo padecen. Desde Instituto Clavel te contamos por qué se produce esta afección y cómo tratarla.

Leer más
01-01-2020
La columna vertebral y sus lesiones más frecuentes

La columna vertebral es una estructura de huesos sólida que proporciona soporte, apoyo y movimiento a nuestro cuerpo. Asimismo, también tiene la función de proteger el sistema nervioso central. En Instituto Clavel ¡somos expertos en columna y queremos contarte más sobre ella: cómo es, sus funciones y las patologías más frecuentes que se producen en ella.

Leer más