01-06-2020

El sistema nervioso humano: partes y funciones principales

Desde el Instituto Clavel, como expertos en neurocirugía, queremos que conozcas una de las piezas fundamentales de nuestro organismo: el sistema nervioso, que se compone del conjunto de estructuras que gestiona el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

El sistema nervioso humano se compone de tres partes fundamentales: el sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo. Sin duda alguna, se trata de la parte más compleja del cuerpo humano, una obra maestra de la naturaleza.

Como veremos en detalle a continuación, la mayoría de las principales funciones de nuestro cuerpo, si no todas, dependen del sistema nervioso. Desde la respiración o la capacidad de movernos de forma coordinada hasta hablar o sentir hambre.

1. Sistema Nervioso Central (SNC)

El sistema nervioso central se compone compone del encéfalo (que incluye el cerebro, las estructuras talámicas, el tronco cerebral y el cerebelo) y la médula espinal.

  • El cerebro es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, el órgano del que depende que todo funcione a la perfección. La corteza cerebral es la parte en la que se acumulan las neuronas que son las responsables de la ejecución de diferentes funciones como: la movilidad, sensibilidad, habla, visión, etc. En esta zona, también se localizan las estructuras subcorticales, aunque en mayor profundidad, donde se ubican los núcleos de neuronas que se encargan de funciones más complejas como la coordinación de los movimientos.
  • El tálamo, subtálamo e hipotálamo son los encargados de conectar la información del cerebro con el resto de las estructuras encefálicas y a la inversa. Sus funciones son más complejas y están más relacionadas con los ámbitos sensitivos y sensoriales, son los que se encargan, por ejemplo, de crear sensación de hambre.
  • El cerebelo, por su parte, está interconectado con el tálamo y los núcleos subcorticales. Su trabajo está relacionado con la coordinación de movimientos.
  • El tronco cerebral es otra de las estructuras del SNC y se encarga de interconectar el encéfalo y la médula espinal. En esta zona se localizan núcleos de neuronas que se encargan de funciones vitales como la respiración, el ritmo cardíaco o la conciencia.
  • La médula espinal se encuentra fuera del cráneo, dentro del canal vertebral, y está formado por nervios y una estructura neuronal que recibe la información. Es la fibra óptica de alta velocidad que transporta la señal desde el cerebro. En sentido inverso, también recibe señales de todos los puntos del cuerpo para enviarlos de vuelta al cerebro.

2. Sistema Nervioso Periférico (SNP)

El sistema nervioso periférico se compone de los nervios craneales que se alojan en el tronco cerebral, las raíces nerviosas de la médula espinal y los nervios periféricos que se forman a partir de la médula. Es como un sistema de cableado que se extiende por nuestra columna y extremidades y se pueden clasificar en tres tipos de fibras nerviosas: motoras, sensitivas y dolorosas.

3. Sistema nervioso Autónomo (SNA)

Se compone de una cadena de ganglios situada a ambos lados de la médula espinal, extendiéndose desde el segmento cervical hasta el coxis. Su función principal consiste en el control de todos los órganos internos (corazón, intestinos…) y hacer que estos se adapten a las necesidades del cuerpo en cada momento.

Consejos para cuidar el sistema nervioso

Como has podido comprobar, del sistema nervioso dependen gran parte de las funciones vitales del ser humano, por lo que se trata de un pilar fundamental que debemos cuidar. Aunque no es posible prevenir todas las enfermedades que pueden surgir relacionadas con este sistema al 100%, llevar un estilo de vida lo más saludable posible siempre es positivo y nos permitirá sentirnos mucho mejor.

En este sentido, estos son algunos hábitos que podemos poner en práctica para cuidar el sistema nervioso cada día:

  • Llevar una alimentación saludable.
  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Evitar el tabaco, el alcohol y otras drogas.
  • Reducir el estrés en la medida de lo posible.
  • Dormir las horas necesarias.
  • Acudir a revisiones médicas de forma periódica.

Por supuesto, aparte de estas recomendaciones, si en algún momento se produce algún problema que afecte a alguna de estas regiones o sus funciones, es importante que acudas al médico cuanto antes para determinar cuál es la causa y tratarla.

En Instituto Clavel somos expertos en neurocirugía y trabajamos con los tratamientos más avanzados y la tecnología más vanguardista para ejecutar este tipo de intervenciones de la forma más segura posible. Si tienes cualquier duda o necesitas asesoramiento personalizado, contacta con nosotros.

Categorías: Prevención, Bienestar

Compartir en:

Entradas relacionadas

15-05-2020
Absceso cerebral: causas, síntomas y tratamientos de esta infección

Un absceso cerebral es una infección que generalmente es grave y requiere ingreso hospitalario hasta que haya remitido. Desde Instituto Clavel, expertos en neurocirugía, te contamos por qué se produce esta enfermedad, cuáles son sus síntomas y los tratamientos más eficaces. 

Leer más
01-01-2020
La columna vertebral y sus lesiones más frecuentes

La columna vertebral es una estructura de huesos sólida que proporciona soporte, apoyo y movimiento a nuestro cuerpo. Asimismo, también tiene la función de proteger el sistema nervioso central. En Instituto Clavel ¡somos expertos en columna y queremos contarte más sobre ella: cómo es, sus funciones y las patologías más frecuentes que se producen en ella.

Leer más