11-05-2021

Pinzamiento lumbar: tiempo de recuperación y consejos

Un pinzamiento lumbar es la forma coloquial con la que denominamos a una compresión aguda de un nervio, que produce dolor en una o las dos piernas. También puede tratarse de una inflamación aguda en otras zonas de la columna vertebral como el disco, los ligamentos intervertebrales o las cápsulas sinoviales, que produce dolor intenso en las lumbares. 

De entre todas las localizaciones de la columna en las que se puede producir un pinzamiento, la región lumbar es la más común, porque es donde ejercemos la mayor parte de la rotación y la fuerza diaria. Ya sea por malos hábitos posturales, sobreesfuerzos o golpes, un disco lumbar se puede romper o deformar, dando lugar a una hernia discal o a una protusión que puede ejercer presión (pinzar o pellizcar) un nervio. 

Síntomas de un pinzamiento lumbar 

Lo síntomas suelen comenzar con dolor intenso, aunque esto puede depender de la forma en la que se haya producido el pinzamiento. Lo más común es que este vaya aumentando progresivamente y traiga consigo otros síntomas como hormigueo en las piernas, adormecimiento, debilidad y rigidez en la zona. Si no se trata, es posible que se reduzca mucho la movilidad.  

Causas de un pinzamiento lumbar 

Como decíamos, un pinzamiento puede producirse por diferentes causas. Repasamos las más comunes: 

  • Malos hábitos posturales que se repiten con frecuencia en el tiempo, normalmente en el trabajo.  
  • Sobreesfuerzo como levantar peso de forma incorrecta ya sea en el trabajo, practicando deporte o alguna otra actividad física. En estas ocasiones, suele producirse un crujido o chasquido en la zona.  
  • Accidente o golpe que afecte a la zona de la columna lumbar. 
  • Algunas enfermedades como la artrosis.  

 

Tratamiento y tiempo de recuperación 

El tratamiento dependerá de cada caso, por eso es fundamental acudir al especialista para que pueda determinar un diagnóstico correcto. En algunos casos solo se requerirá reposo y toma de medicación para aliviar el dolor.  

También es posible que sea necesario acudir al fisioterapeuta para recibir terapia manual y/o terapia activa que consista en ejercicios que ayuden a fortalecer y estirar los músculos de la zona afectada para aliviar la presión sobre el nervio o estructura afectada por la compresión o inflamación aguda. 

En Instituto Clavel, además, si estas opciones conservadoras no alivian el dolor, contamos con una Unidad del Dolor en la que aplicamos técnicas intervencionistas como la rizólisis o las infiltraciones epidurales que consiguen reducir o eliminar el dolor agudo producido por patologías como esta.  

Sin embargo, si a pesar de probar todo esto los síntomas no mejoran, es probable que el especialista recomiende la cirugía para quitar la presión al nervio. En nuestro centro apostamos por técnicas mínimamente invasivas como la microdiscectomía lumbar, que nos permite descomprimir las raíces nerviosas lumbares y está indicada para pinzamientos que produzcan dolor en la pierna. Es una intervención que permite al paciente volver a su vida normal al cabo de, aproximadamente, 3-6 semanas hasta 12, dependiendo de la actividad física que requiera.  

Si el dolor es mayoritariamente lumbar, es posible que se precisen otro tipo de cirugías como la cirugía de reemplazo discal ADR o la artrodesis lumbar. En el primer caso, el paciente suele reincorporarse al trabajo después de 3-6 semanas, dependiendo de si la actividad que realiza requiere esfuerzos o no. Y en el caso de la cirugía de artrodesis o fusión, el periodo es más largo y suele ser entre las 8-12 semanas tras la operación.  

Por lo tanto, ante un pinzamiento lumbar, el tiempo de recuperación dependerá de la gravedad del mismo y de los tratamientos que requiera. Por ello, lo más importante es acudir al médico cuanto antes.  

Prevención y otros consejos 

Tanto si has padecido un pinzamiento lumbar como si no, debes saber que es posible prevenir que se produzca. ¿Cómo? Lo más efectivo es mantener una buena higiene postural a diario.  

También es importante evitar situaciones de riesgo para la espalda, como levantar mucho peso o hacer movimientos bruscos que no acostumbramos a hacer. Te dejamos un artículo con otros consejos de nuestro equipo médico para prevenir o tratar el dolor de espalda que pueden serte útiles y un vídeo con ejercicios para mejorar las molestias. 

No obstante, si tienes dudas o alguna persona de tu entorno si padece este problema, nuestro consejo es que acudas al especialista en columna para recibir atención de forma personalizada. En Instituto Clavel estaremos encantados de ayudarte. Puedes contactar con nosotros aquí.  

Compartir en:

Entradas relacionadas

15-12-2019
¿Qué es la raquiestenosis lumbar?

La raquiestenosis lumbar o estenosis de canal lumbar es una enfermedad que produce dolor o adormecimiento en las piernas. El equipo médico de Instituto Clavel explica en qué consiste exactamente esta afección, su origen y los posibles tratamientos.

Leer más
01-01-2020
La columna vertebral y sus lesiones más frecuentes

La columna vertebral es una estructura de huesos sólida que proporciona soporte, apoyo y movimiento a nuestro cuerpo. Asimismo, también tiene la función de proteger el sistema nervioso central. En Instituto Clavel somos expertos en columna y queremos contarte más sobre ella: cómo es, sus funciones y las patologías más frecuentes que se producen en ella.

Leer más
29-03-2021
Lumbago con ciática: ¿cuáles son sus causas?

El lumbago con ciática, o lumbociatalgia, produce dolor lumbar con irradiación a los miembros inferiores. Se trata de una patología bastante frecuente que puede estar provocada por diferentes causas. Desde Instituto Clavel repasamos las más comunes.  

Leer más