01-11-2019

Osteoporosis: el mayor factor de riesgo de las fracturas vertebrales

La osteoporosis es una enfermedad crónica de los huesos que se produce cuando se acelera la pérdida de masa ósea. Esta pérdida de densidad provoca fragilidad en los huesos, lo que puede facilitar las fracturas vertebrales. Aunque se trata de un problema muy frecuente que afecta a muchas personas en el mundo, es posible prevenirlo y tratarlo. Desde Instituto Clavel te contamos todo lo que debes saber.

Los huesos no son estructuras estáticas, sino que en su interior se alternan periodos de destrucción y de formación de hueso como resultado de la acción de diversas hormonas, de nuestra alimentación y de la actividad física. Se estima que el pico de masa ósea se alcanza a los 30 años de edad y a partir de este momento se produce una pérdida natural de la misma.

Sin embargo, cuando esta pérdida de la densidad de los huesos se acelera de forma patológica, podemos encontrarnos ante un caso de osteoporosis. En esta enfermedad, como indica su nombre, los huesos se vuelven más porosos y aumenta la cantidad y el tamaño de las cavidades de su interior, lo que hace que sean más frágiles y tengan menos resistencia ante los impactos. Todo esto se traduce en un riesgo mayor de sufrir fracturas

Causas de la osteoporosis

Las causas de la osteoporosis son variadas, pero podrían resumirse de forma general en los siguientes puntos:

  • Factores genéticos: no se pueden prevenir y engloban los antecedentes familiares, la edad, el sexo o la etnia, entre otros.
  • Factores hormonales: los desajustes hormonales, tanto por exceso como por defecto y los problemas de la tiroides se han relacionado con mayor riesgo de padecer osteoporosis.
  • Alimentación: una nutrición con déficit en calcio y vitamina D o los trastornos de alimentación que restringen el consumo de determinados nutrientes, pueden contribuir a la pérdida de densidad ósea.
  • Enfermedades: algunas afecciones como la celiaquía, la artritis reumatoide, el lupus o el cáncer pueden aumentar el riesgo de padecer osteoporosis.
  • Tratamientos médicos: algunos medicamentos que se toman para hacer frente a otras enfermedades tales como el cáncer, pueden ser un factor de riesgo para la osteoporosis.
  • Estilo de vida: hábitos diarios como el sedentarismo, la mala alimentación, el consumo de tabaco y alcohol o la ausencia de tomar el sol también contribuyen a que el riesgo de padecer este problema de los huesos sea mayor. 

Síntomas de la osteoporosis: una epidemia silenciosa

Uno de los principales problemas que supone la osteoporosis es que es una dolencia que no produce síntomas hasta que está muy avanzada. Tanto es así, que se la conoce como la epidemia silenciosa y puede ser asintomática hasta que la pérdida de hueso es ya tan notable que un impacto bajo, como una caída leve, puede provocar una fractura de cadera, fémur o muñeca, entre otras.

Su diagnóstico es complicado, ya que en ocasiones ni siquiera una fractura puede indicarnos la presencia de esta enfermedad. Esto es así porque, aunque lo habitual es que una fractura vertebral provoque dolor agudo e intenso, en algunos casos la fractura de una vértebra puede no generar síntomas o causar solo una molestia leve por la que el afectado no acuda al médico.

En esos casos se pierde la oportunidad de actuar para poner freno a la pérdida de masa ósea y se corre el riesgo de sufrir nuevas fracturas. Por eso, desde Instituto Clavel destacamos la importancia de que la primera medida ante esta enfermedad sea la prevención, por lo que te ofrecemos varios consejos al final del artículo. Asimismo, en caso de que ya se haya producido el problema, es esencial contar con un experto en osteoporosis para tratarla correctamente. 

Tratamientos para la osteoporosis

El tratamiento de la osteoporosis dependerá de la etapa en la que se encuentre la enfermedad. Si esta se encuentra en una fase inicial y no se ha producido ninguna fractura, una alternativa puede ser el uso de fármacos inhibidores de la resorción ósea y tratamientos osteoformadores. Los primeros ayudan a detener la pérdida mineral y los segundos estimulan la formación de hueso nuevo. 

Sin embargo, si ya se ha producido una fractura derivada de la osteoporosis, conviene adoptar medidas adicionales que indicará el profesional médico. Si el caso tiene buen pronóstico, la opción preferida puede ser un tratamiento conservador que incluya reposo, analgésico y ortesis. No obstante, no siempre ofrecen buenos resultados, ya que este tipo de fracturas pueden llegar a ser bastante complejas. De esta forma, el dolor no siempre remite y el reposo prolongado puede suponer pérdida de masa muscular, una aceleración de la desmineralización ósea e, incluso, puede que la fractura provoque deformidades de la columna o compresión de la médula espinal. 

En estos casos, la cirugía de columna se impone como la principal solución. Intervenciones como la vertebroplastia o la cifoplastia permitirán aliviar el dolor y estabilizar la estructura afectada. En ambos casos, los profesionales recurren a la inyección de cemento líquido en el interior de la vértebra fractura, pero en la segunda técnica mencionada también se introduce un balón que, al hincharlo, permite restaurar parte de la altura perdida por el cuerpo vertebral tras la fractura. 

Para realizar este tipo de cirugías de forma segura y con las máximas garantías, es fundamental acudir a neurocirujanos altamente cualificados. En Instituto Clavel Barcelona y Madrid contamos con los profesionales médicos más experimentados en afecciones de columna, que aplican las técnicas quirúrgicas más vanguardistas. ¿Necesitas más información? Contacta con nosotros aquí y cuéntanos tu caso.

Prevención de la osteoporosis

Como hemos mencionado, hay factores del estilo de vida que aumentan el riesgo de sufrir osteoporosis y que sí dependen de nosotros. Por ello, es evidente que la prevención es una de las primeras medidas a tener en cuenta ante este problema

La adopción de hábitos de vida saludables es fundamental para cuidar la salud de nuestros huesos. A continuación, señalamos los más importantes: 

  • No fumar.
  • No consumir bebidas alcohólicas en exceso.
  • Realizar actividad física.
  • Tomar el sol con moderación para asegurar un aporte suficiente de vitamina D.
  • Llevar una alimentación sana, con una ingesta suficiente de calcio.

Aunque adquirir estos hábitos no es una garantía total frente a la osteoporosis, todos ellos contribuyen a la salud general y pueden mejorar mucho la calidad de vida. Si a pesar de esto se produce la enfermedad, es importante actuar con rapidez y acudir al especialista para que puedan ayudarte. El primer paso será establecer un correcto diagnóstico mediante técnicas de imagen y pruebas como la densitometría ósea, combinadas con una valoración personalizada en la que se tengan en cuenta posible factores de riesgo. Esto será la base para determinar el alcance de la enfermedad y tomar las mejores medidas para contenerla. 

Por último, desde Instituto Clavel queremos recordarte la importancia de los huesos para mantener una buena calidad de vida. El sistema esquelético es el soporte principal a partir del que, mediante las correspondientes inserciones, se sustentas los músculos y tejidos blandos, por lo que es imprescindible para el movimiento. Pero no solo eso, sino que los huesos también protegen los órganos internos y diversas cavidades y almacenan algunos minerales – como el calcio, el fósforo y el magnesio– indispensables para determinadas funciones vitales como la transición de impulsos nervioso y la conservación y reparación de células y tejidos. Son claves, además, en la producción de leucocitos y eritrocitos, mediante la denominada médula ósea roja, y de adipocitos y hematíes, mediante la médula ósea amarilla. 

Por todo ello, nuestra recomendación es que adoptes un estilo de vida saludable que te permita cuidar de ellos y acudas a un profesional especializado siempre que sea necesario.

 
Compartir en:

Entradas relacionadas

15-01-2020
Consejos para prevenir o tratar el dolor de espalda

El dolor de espalda es un problema cada vez más frecuente debido al estilo de vida actual, caracterizado por la falta de actividad física y el sedentarismo. Sin embargo, prevenirlo o reducirlo es posible: ¡toma nota de estos consejos de los especialistas en columna de Instituto Clavel!

Leer más
01-04-2020
La inestabilidad lumbar: una de las causas más frecuentes del dolor de espalda

La inestabilidad lumbar es una patología de la columna en la que hay una movilidad o articulación anómala entre dos o más vértebras contiguas, causando un gran dolor de a aquellos que lo padecen. Desde Instituto Clavel te contamos por qué se produce esta afección y cómo tratarla.

Leer más
01-01-2020
La columna vertebral y sus lesiones más frecuentes

La columna vertebral es una estructura de huesos sólida que proporciona soporte, apoyo y movimiento a nuestro cuerpo. Asimismo, también tiene la función de proteger el sistema nervioso central. En Instituto Clavel ¡somos expertos en columna y queremos contarte más sobre ella: cómo es, sus funciones y las patologías más frecuentes que se producen en ella.

Leer más